Google+ Followers

Google+ Followers

sábado, 26 de noviembre de 2005

Mi primer experiencia de telepatía conciente con dos difuntos

(De mi libreta de anotaciones de experiencias y fenómenos llamados "paranormales")

Lamentablemente, estando medio adormilado, no llegué a anotar la fecha de la experiencia pero debe haber sido unos tres meses después del fallecimiento de mi madre, que es cuando empezaron a darse casi una tras otra este tipo de experiencias en mí (en esos primeros tres meses, digo. Luego fueron menguando poco a poco y actualmente se dan cada tanto).

Bien. Relato la experiencia a continuación en tiempo presente:

Estoy semi despierto, a punto de despertarme. Ya es tarde. Deben ser las 11 a.m. y me quedo remoloneando en la cama una vez más porque me acosté como a las 5 a.m. una vez más...

Mis párpados caen pesados rogando por un poco más de descanso y me cuesta "despegar" mis pestañas...

De pronto, entro en un estado de somnolencia sin llegar a quedar del todo dormido. Es un estado alfa completo y perfecto. Y visualizo, involuntariamente, un contestador automático parecido a uno que tenía yo hace unos años, pero no exactamente igual. Este contestador automático se activa solo y mientras lo observo se escucha el primer mensaje supuestamente grabado...

Se escuchan, claras y fuertes --tanto que casi me ensordecen...-- las risas alegres y vitales de dos adolescentes (una chica y un chico) que conversan entre ellos. Una parte de mí se pone alerta porque esto es algo inusual: definitivamente no es un sueño ni un delirio y las voces suenan muy vívidas y en "tiempo real"...

Se los oye con un eco "de Iglesia", pero con la claridad de una radio FM aunque la situación parece más la de los radioaficionados que buscan contactar con otros, en un pueblito lejano en medio del campo.

Entonces, luego de las risas como nerviosas, la chica, con cierta timidez, dice:

-¿Dónde es esto...? ¿Floresta...? ¿Liniers...? Sí, creo que es Liniers o Villa Luro... ¿no?
Y el chico le responde:

-No, no, Liniers no puede ser... porque yo no fallecí por ahí... Mhm... no sé... a ver...

¡En este punto todo mi ser se pone 100% alerta...!

Entonces, sigo escuchando con total atención y todos mis sentidos abiertos.

En ese momento la "veo" a mi madre, sentada, como medio dormida y un poco apesadumbrada, y le digo:

-¡¿Escuchás esas voces...?! ¡Son chicos que me llaman desde el Más Allá...!, le grito entusiasmadísimo. Y ella me hace un gesto raro, primero de contenta y luego se vuelve a poner triste. Y recuesta su cabeza, como si estuvise tremendamente cansada, sobre una mesa y empieza a quedarse dormida así. Yo le digo preocupado:

-¿Qué pasa, Sarita...? (en los últimos años yo la llamaba por ese, su apodo) ¿Estás bien...?
Y ella me responde con algo de fastidio:
-¡Sí, sí! Dejame, andá... Y se queda ahí dormida.

A continuación, el chico (con una entonación de "cheto" pero piola y con muy buena onda) me dice:


-Bueno, esto es un EVP (pronuncia la sigla en inglés: í-ví-pí). ¡No te asustes, eh... que no pasa nada...! (y ríe tranquilizadoramente). Sólo que vimos luz donde estás vos... O sea, es luz, como para que te des una idea... Y bueno, estamos tratando de comunicarnos con vos. Así que si nos estás escuchando, respondenos, ¿dale...?

Sus voces me transmiten paz, alegría, buena onda, confianza, amor... Y percibo la sensación de un lugar al aire libre con mucho sol y un cielo celeste y casi sin nubes... Sus voces me colman el alma...

De todas formas, la parte de mí más racional toma conciencia de lo que está escuchando la otra parte y entonces empiezo a perder el control y a sentir pánico... El corazón casi me explota de la taquicardia y me hace despertarme por completo y saltar de la cama y agarrar el teléfono para llamar a una de mis hermanas y contarle la experiencia.

Así lo hago y ella me dice:

-¡Wow...! ¡qué impresionante, che...! ¿Y les respondiste, no...?
Y le respondo:
-¡No...! ¡me cagué todo y salté de la cama para llamarte y contártelo...!
Y ella me dice:
-Uh... Les hubieses respondido... (o algo por el estilo).
Y le digo:

-¡Y bueno, che...! ¡es que en el momento me asusté...! Pero ahora en cuanto corte voy a decirles y repetirles en voz alta que sí los escuché.

Corto la comunicación con mi hermana y empiezo a decir al aire en voz bien alta lo siguiente:

-Bueno, estén donde estén y si me están escuchando, quiero que sepan que sí los "escuché"... Y si quieren seguir en comunicacion los espero esta noche...

Y de esa forma, empece un nuevo día, con total inocencia y normalidad, sin saber lo que me esperaba...

Pues esa misma noche viví experiencias que nunca voy a olvidar... y que a más de uno lo hubiesen infartado...

Y que les contaré aquí, muy pronto...

Cabe aclarar --y no es un dato menor-- que hasta ese momento yo casi ni conocía esa sigla (EVP) salvo por haberla escuchado alguna rara vez, hace mucho, pero ni siquiera la recordaba. Por eso, muy grande fue mi sorpresa cuando al rato de levantarme busqué "EVP" en Google y, efectivamente, existía y significa Electronic Voice Phenomenon (Fenómeno de Voz Electrónica), que es una de las formas que tienen para comunicarse los del Más Allá con los del más acá... Y si bien esto no había sido un EVP digamos "típico" (es decir por medios electrónicos como radio, TV, teléfono, etc...), probablemente ellos intentaron comunicarse de cualquier forma posible incluyendo la telepatía, por supuesto, que fue el medio que en este caso obtuvo su recepción.

(Por las dudas, juro --y los que me conocen saben que no me gusta jurar y menos en vano-- que todo esto que acabo de contar es absolutamente real).


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

viernes, 25 de noviembre de 2005

Mujeres y hombres, juntos, a favor del aborto y contra la violencia

(*)
Hoy marcharon en Buenos Aires mujeres (y hombres) a favor de la legalización del aborto --que aquí se practica en forma clandestina y promiscua lo cual causa muchísimas más muertes...-- y contra la violencia de género. Una acción saludable y necesaria sin lugar a dudas.

Mientras tanto, en el Vaticano, en una actitud oscurantista e ignorante, propia de la Edad Media, Daniela Mercury fue excluída del recital de Navidad frente al Papa, por haber promovido el uso de preservativos, o sea por educar con sensatez, tarea que deberían hacer los docentes en vez de los artistas...

No importa Daniela, tranquila... No perdés nada...
(*) imagen tomada del sitio de Página 12 < www.pagina12.com.ar >

Caras y caretas

¿Cristóbal Colón descubrió América en 1492? ¿O antes que él la descubrieron los vikingos? ¿Y antes que los vikingos? Los que allí vivían, ¿no existían?

Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí vivían, ¿eran ciegos?

¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maíz y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los ríos de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí vivían, ¿eran mudos?

Nos han dicho, y nos siguen diciendo, que los peregrinos del Mayflower fueron a poblar América. ¿América estaba vacía?

Como Colón no entendía lo que decían, creyó que no sabían hablar.
Como andaban desnudos, eran mansos y daban todo a cambio de nada, creyó que no eran gentes de razón. Y como estaba seguro de haber entrado al Oriente por la puerta de atrás, creyó que eran indios de la India.

Después, durante su segundo viaje, el almirante dictó un acta estableciendo que Cuba era parte del Asia.

El documento del 14 de junio de 1494 dejó constancia de que los tripulantes de sus tres naves lo reconocían así; y a quien dijera lo contrario se le darían cien azotes, se le cobraría una pena de diez mil maravedíes y se le cortaría la lengua.

El notario, Hernán Pérez de Luna, dio fe. Y al pie firmaron los marinos que sabían firmar.

Los conquistadores exigían que América fuera lo que no era. No veían lo que veían, sino lo que querían ver: la fuente de la juventud, la ciudad del oro, el reino de las esmeraldas, el país de la canela. Y retrataron a los americanos tal como antes habían imaginado a los paganos de Oriente.

Cristóbal Colón vio en las costas de Cuba sirenas con caras de hombre y plumas de gallo y supo que no lejos de allí los hombres y las mujeres tenían rabos. En la Guayana, según sir Walter Raleigh, había gente con los ojos en los hombros y la boca en el pecho. En Venezuela, según fray Pedro Simón, había indios de orejas tan grandes que las arrastraban por los suelos. En el río Amazonas, según Cristóbal de Acuña, los nativos tenían los pies al revés, con los talones adelante y los dedos atrás y según Pedro Martín de Anglería las mujeres se mutilaban un seno para el mejor disparo de sus flechas.

Anglería, que escribió la primera historia de América pero nunca estuvo allí, afirmó también que en el Nuevo Mundo había gente con rabos, como había contado Colón y sus rabos eran tan largos que sólo podían sentarse en asientos con agujeros.

El Código Negro prohibía la tortura de los esclavos en las colonias francesas. Pero no era por torturar, sino por educar, que los amos azotaban a sus negros y cuando huían les cortaban los tendones. Eran conmovedoras las leyes de Indias, que protegían a los indios en las colonias españolas. Pero más conmovedoras eran la picota y la horca clavadas en el centro de cada Plaza Mayor.

Muy convincente resultaba la lectura del Requerimiento, que en vísperas del asalto a cada aldea explicaba a los indios que Dios había venido al mundo y que había dejado en su lugar a San Pedro y que San Pedro tenía por sucesor al Santo Padre y que el Santo Padre había hecho merced a la reina de Castilla de toda esta tierra y que por eso debían irse de aquí o pagar tributo en oro y que en caso de negativa o demora se les haría la guerra y ellos serían convertidos en esclavos y también sus mujeres y sus hijos.

Pero este Requerimiento de obediencia se leía en el monte, en plena noche, en lengua castellana y sin intérprete, en presencia del notario y de ningún indio, porque los indios dormían, a algunas leguas de distancia y no tenían la menor idea de lo que se les venía encima.

Hasta no hace mucho, el 12 de octubre era el Día de la Raza. Pero, ¿acaso existe semejante cosa? ¿Qué es la raza, además de una mentira útil para exprimir y exterminar al prójimo?

En el año 1942, cuando Estados Unidos entró en la guerra mundial, la Cruz Roja de ese país decidió que la sangre negra no sería admitida en sus bancos de plasma. Así se evitaba que la mezcla de razas, prohibida en la cama, se hiciera por inyección.

¿Alguien ha visto, alguna vez, sangre negra?

Después, el Día de la Raza pasó a ser el Día del Encuentro.

¿Son encuentros las invasiones coloniales? ¿Las de ayer y las de hoy, encuentros? ¿No habría que llamarlas, más bien, violaciones?

Quizás el episodio más revelador de la historia de América ocurrió en el año 1563, en Chile. El fortín de Arauco estaba sitiado por los indios, sin agua ni comida, pero el capitán Lorenzo Bernal se negó a rendirse. Desde la empalizada, gritó:

-¡Nosotros seremos cada vez más!
-¿Con qué mujeres? -preguntó el jefe indio.
-Con las vuestras. Nosotros les haremos hijos que serán vuestros amos.

Los invasores llamaron caníbales a los antiguos americanos, pero más caníbal era el Cerro Rico de Potosí, cuyas bocas comían carne de indios para alimentar el desarrollo capitalista de Europa.

Y los llamaron idólatras, porque creían que la naturaleza es sagrada y que somos hermanos de todo lo que tiene piernas, patas, alas o raíces.

Y los llamaron salvajes. En eso, al menos, no se equivocaron. Tan brutos eran los indios que ignoraban que debían exigir visa, certificado de buena conducta y permiso de trabajo a Colón, Cabral, Cortés, Alvarado, Pizarro y los peregrinos del Mayflower.


Eduardo Galeano


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

lunes, 21 de noviembre de 2005

¡Aguante Ibarra!

Aníbal, ¡no le aflojes a Macri y a las patotas que le son funcionales y esperan algún carguito!

Ojo: somos muchos los que te apoyamos, aunque no vayamos hoy a la marcha ni salgamos en los medios...

¡Demostrales una vez más que te manejás con responsabilidad, ética y dignidad! ¡Cerrales la boca con la verdad!

¡Fuerza!


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

Reflexión de Henry Ford sobre la reencarnación

"Adopté la teoría de la reencarnación a los veintiséis años. La religión no ofrecía nada en ese sentido. Ni siquiera el trabajo me proporcionaba una completa satisfacción. El trabajo es fútil si la experiencia acumulada en una vida no la podemos utilizar en la siguiente. Cuando descubrí la reencarnación... el tiempo dejó de estar limitado. Yo ya no era un esclavo de las manecillas del reloj. (...) Me gustaría comunicar a otros la serenidad que nos da esta larga visión de la vida."

Henry Ford


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

miércoles, 16 de noviembre de 2005

Jesús

Parece estar de moda hoy el culto al materialismo, tanto que parece ser el nuevo falso dios de la Humanidad... Para muchos ya no se trata de ser sino de tener y lo que no se ve ni se toca parece simplemente no existir...

Estos cultores del materialismo, estos niñitos egocéntricos, antropocéntricos, ateos, que creen saberlo todo y llevarse al mundo por delante, no solo cargan contra las religiones --lo cual no estaría tan mal-- sino que cargan también contra la religiosidad, la espiritualidad y ni siquiera creen que Jesús existió, murió y resucitó por nosotros... Y lo insultan y se mofan de El...

Yo creo, humildemente, que tendríamos que tener más respeto por Jesús... No por las Iglesias --ninguna de ellas-- ya que han dado sobradas muestras de hipocresía a lo largo de la historia de la Humanidad, pero sí por Jesús y por todos los Jesuses que hay en el mundo dando sus vidas por amor.

Por citar solo un ejemplo concreto, nosotros los argentinos, tuvimos 30.000 Jesuses en la década del setenta que, como el Maestro, sacrificaron su vida por amor.

Por eso, cuando escucho o leo a este grupito de intelectuales charlatanes (por supuesto que la mayoría de los intelectuales no lo son), no puedo menos que sentir un poco de asco.


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

lunes, 14 de noviembre de 2005

¿Hay vida más allá de la muerte...?

Vengo comprobando con sorpresa y tristeza que la mayoría de la gente es escéptica en este tema. Casi todos dicen que cuando te morís todo lo que sos ahora dejás de serlo, que con la muerte de las neuronas tu identidad muere, que no hay nada, ni alma ni nada de nada... Que la energía que nos mueve se disipa en el momento de la muerte porque ya nada hay que alimente ni mantenga esa energía que nos mueve, que nosotros somos nuestros pensamientos, nuestro corazón (no el que late) y que perduramos en la memoria de aquellos que hicimos el bien, de los que nos quisieron y que simplemente queremos perdurar por el miedo que sentimos ante la nada, ante el olvido de nuestros recuerdos y sentimientos, pero --dicen los escépticos-- la vida que se presupone existe detrás de esta vida solo está en aquellos que no nos olvidan y que si querés "vivir después de tu muerte" tenés que hacer en esta vida todo el bien que puedas y así dejar tu huella por donde vayas, pues esa es la única forma de perdurar un poco más...

Y desde luego que yo respeto sus opiniones, por supuesto, como respeto cualquier otra, ¡pero no puedo dejar de expresar que estoy totalmente en desacuerdo con ellos!

Creo, es más, confío plenamente en alguna clase de vida después de la muerte. No me pregunten cómo es porque nadie lo sabe, pero que la hay, estoy seguro que la hay.

Las voces que estamos grabando un grupo de "investigadores caseros" con medios caseros pero efectivos son apenas una prueba de ello... Y tengo amigas y amigos muy confiables --y me atrevería a agregar que además son en gran medida Iluminados-- que han tenido un montón de experiencias clarísimas con esto...

Porque hay un pequeño detalle que a los escépticos se les escapa una y otra vez en sus argumentos cientificistas: no somos simples artefactos que desenchufás y se apagan... (y esto solo en parte, porque hasta las cosas siguen "vivas" energéticamente ya que siguen siendo una masa de energía con sus pequeñitos universos girando y girando...) sino que además tenemos algo que las máquinas y las "cosas" inanimadas no tienen: un alma, un espíritu...

El tema --está claro, pues nadie podrá tener jamás la última palabra en esto...-- da para mucho y aquí seguiremos conjeturando, ya que por suerte eso sí podemos hacerlo...

Este y otros temas los estamos debatiendo en la lista de correo de Internet, Años-Luz:
http://es.groups.yahoo.com/group/Aluz
http://aluzinformacion.com


Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

jueves, 10 de noviembre de 2005

Otro mensaje telepático y una pequeña premonición

Antes de ayer, 08-11-05, cuando estoy a punto de quedarme dormido "escucho" fuerte y claramente la voz aporteñada y muy particular, chillona, nasal y con eco, de un hombre de unos 50 años aproximadamente, que me dice:

-¿Son amigos o clientes...?

Yo le respondo también mentalmente algo así como:


-No sé... ¿a quiénes te referís...?

Pero después no "escucho" más nada de él...

Y ayer, 09-11-05, a la tarde en un momento se me aparece mentalmente la voz de mi amigo Aldo, diciéndome:


-Conocí una veterana...

Esta frase se me repite una y otra vez, una decena de veces. Tanto, que empiezo a reírme solo, porque si bien él nunca me había dicho esto, ese término es bien típico de mi amigo...

A la media hora, entro a Internet y él estaba online... Me saluda y, a continuación, me dice:

-Conocí una veterana...

¿Algo más que agregar...?

Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

lunes, 7 de noviembre de 2005

Harry fuckin' Potter

Harry Potter
















Vayan derechito él, toda su saga, todo su merchandising y todos sus fans, a la isla de los insufribles, de pronta construcción si me votan Presidente.

Y bueno, che, ¡ya no me lo banco!. Desde su caripela de "nena" con cirugía, su corte de pelo, esos lentes horribles y su ondita chico "índigo" intelectualoide...

Me parece un invento berreta de su autora, la comerciante Rowling, para ganar plata fácil. Aunque por el éxito que tuvo, podríamos ponerla junto con los creadores de la Coca Cola, el payaso "McDollar", los Marlboro y los Tupperware...

Y pregunto, ¿no está un poco grandecito el chabón para seguir con la saga...? ¿Hasta cuándo la va a seguir? ¿Va a pasar a ser el nuevo Harrison Ford --perdónalos Harrison, no saben lo que hacen...-- y será el "Indiana Jones" de la nueva generación...?

A la luz de los hechos, sólo me queda una reflexión: Coma mierda. Millones de moscas no pueden estar equivocadas.

Igual, los muñecos retro onda "Ital Park" que pusieron junto al cartel promocional en la esquina de Av. Santa Fe y Av. Callao, me parecieron copados.

Y el sitio web de la autora tampoco está mal: www.jkrowling.com

Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

miércoles, 2 de noviembre de 2005

Nenita rubia yanqui me habla desde el más allá

Mensaje telepático de "ese lugar" del 02-11-05 a la mañana

Estoy despertando, intentando levantar mis pesados párpados, disfrutando de un estado alfa pleno, que es el estado más apto en mí para estas "recepciones", cuando de pronto "escucho" mentalmente y luego incluso "veo", a una nenita rubia, de pelo largo y lacio, muy linda, de unos 7 u 8 años, de aspecto germano o anglosajón, descalza, solo con una enagua o camisón blanco --casi un angelito, pero no le veo alas-- me habla desesperadamente pero no logro entender qué me dice. Veo que gesticula pero solo escucho ruidos o interferencias. Es como si fuese una comunicación telefónica con video y la voz se cortase y a la vez se filtraran otros sonidos o ruidos que me impiden escucharla.

Luego de unos segundos, se termina el "bloqueo" y escucho claramente que esta bella niña me grita en perfecto inglés yanqui:

-I'm wasting my time... I GOTTA GO!!

¡Con el "a gara gou!!" (en el típico slang norteamericano) casi me deja sordo de tan fuerte, claro y cerca que lo escucho y de la energía que pone en su grito...!

(Para quienes no saben inglés, lo que me dice es:

-Estoy perdiendo mi tiempo... ¡¡TENGO QUE IRME!!)

Yo solo atino a decirle --no telepáticamente esta vez sino con mi voz--

-Bye... and thanx...

Y esto del "bloqueo" de su mensaje me deja pensando si fue mi mente u algunos otros espíritus los que censuraron esa comunicación...

Por ahora y como diría mi santa madre... "quilosá"...

Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511

martes, 1 de noviembre de 2005

La vaca estudiosa

Acabo de buscar en Internet data sobre esta canción infantil que me cantó ese espíritu de mujer joven y ahora recuerdo que la escuché -y canté- mucho más de dos veces... pero cuando estaba en primer grado, ¡hace muchos muchos años...! Es por eso que no recordaba la letra...
Bueno, veo entonces que aquel "espíritu femenino" me cantó la primer estrofa tal cual es, sin ningún error...
Y acá, la letra completa, una vez más gracias a "San Google"...
¡Disfrutémosla otra vez...!

La vaca estudiosa
(María Elena Walsh)

Había una vez una vaca en la Quebrada de Humahuaca.
Como era muy vieja, muy vieja, estaba sorda de una oreja.
Y a pesar de que ya era abuela un día quiso ir a la escuela.
Se puso unos zapatos rojos, guantes de tul y un par de anteojos.
La vio la maestra asustada y dijo: -Estás equivocada.
Y la vaca le respondió: -¿Por qué no puedo estudiar yo?
La vaca, vestida de blanco, se acomodó en el primer banco.
Los chicos tirábamos tizas y nos moríamos de risa.
La gente se fue muy curiosaa ver a la vaca estudiosa.
La gente llegaba en camiones, en bicicletas y en aviones.
Y como el bochinche aumentaba en la escuela nadie estudiaba.
La vaca, de pie en un rincón, rumiaba sola la lección.
Un día toditos los chicos se convirtieron en borricos.
Y en ese lugar de Humahuaca la única sabia fue la vaca.

Un abrazo,

Klau Fimiani
fimiani_claudio@yahoo.com.ar
MSN:claudio_fimiani@hotmail.com

Mensajes telepáticos de mi libreta de anotaciones

Este es del lunes 05/09/05, amaneciendo en la casa de una ex "amiga con derecho a roce".

Escucho claramente la voz dulce de una mujer joven (no más de treinta y cinco años) que me canta suave y amorosamente:

-Había una vez una vaca en la quebrada de Humahuaca/
Como era muy vieja, muy vieja, estaba sorda de una oreja...


Que conste que esta canción la habré escuchado solo un par de veces en mi vida. Esta es tal cual la letra que yo "escuché" esa mañana. No sé si es la verdadera o está modificada por este "espíritu de mujer" o por mi "decodificador mental" (esto último lo dudo mucho porque en general los escucho, retengo, repito y anoto inmediatamente...).

Un abrazo,

Claudio Fimiani
www.clauonline.com.ar
www.deArriba.com/default.asp?reff=LTC511