Google+ Followers

Google+ Followers

viernes, 4 de abril de 2008

Los hermanos sean unidos

Luego de la manifestación popular en apoyo al gobierno nacional, pero sobre todo a las instituciones democráticas y contra el fallido intento de desestabilización llevado a cabo por un sector de la sociedad de los estratos más altos y más poderosos económicamente, utilizando para esto -como en otros golpes de Estado- a sectores del campo con buena fé y mejores intenciones, y luego de la posterior toma de conciencia de los sectores más duros del campo y su consiguiente resolución de suspender por 30 días su lock-out patronal (creo que los cortes de ruta deberían suspenderlos definitivamente y no tener de rehén a todo el pueblo argentino y más aún teniendo en cuenta los aumentos de precios que han generado y que a la mayoría de la gente le costará muchísimo poder pagar), creo que ahora es el momento de sentarnos todos a reflexionar sobre lo ocurrido, separar la paja del trigo y de la soja y poner las cosas blanco sobre negro.

O negro sobre blanco. Porque hablando de blancos y negros, de cabecitas negras, de chetos, de grasas, de bonitos jóvenes oligarcas, la verdad es que todos somos argentinos. 

Más ricos o más pobres, con más o menos color, más "lindos" o más "feos", de raíces europeas, indígenas o mixtas.

Basta de intolerancia, basta de discriminar, todos somos argentinos, insisto.

Hablando de intolerancia, que ha aflorado con fuerza en estas últimas semanas, una de esas tensas noches en medio de las idas y vueltas en pleno conflicto entre campo y gobierno, un verdadero cara dura dijo con tono marcial en pleno intento de desestabilización institucional desde una radio cuyo nombre empieza con A y termina con A y que debería empezar con N para ser más coherente con su ideología, ya que es una de las radios que en los últimos años pasó de ser de una de las más progresistas a una de las más golpistas, antidemocráticas y antinacionalistas:
"Batiremos nuestras cacerolas y budineras (¡!) cada vez que un gobierno sea elegido por votos no calificados (¿¡?!)"

Si lo que estuviese diciendo ese fulano no fuese en serio y además terrible, uno pensaría que se trataba apenas de un inofensivo programa de humor grotesco, onda Todo x 2 pesos... Pero no, ese cara dura hablaba en serio...


Pregunto: ¿Cómo puede un grupo de gente por más plata que tenga, arrogarse el derecho de venir a decir que un voto es más calificado que otro en un país democrático? ¡es un disparate, pero total! ¿No les hace acordar a los censores de gobiernos militares que decidían por nosotros cuáles películas podíamos ver y cuáles no y las que arbitrariamente decidían que no, solo las disfrutaban a escondidas ellos y sus amigos...? Ese delirante que escribió y leyó al aire esa columna de tono cuasi bizarro en ese programa de radio aquella triste noche, ¿tenía alguna al menos lejana, remota idea, de la barbaridad que estaba diciendo al aire desde un importante medio de comunicación...? ¿Acaso los votos que él y sus amigos paquetes le habrán seguramente dado a "Méndez" o a algún otro similar de la extrema derecha reaccionaria, sí eran votos calificados y válidos...? ¿Solo esos pocos -en comparación- votos neoliberales son los calificados y válidos...?

"Suenan las Essen, se vino el cacerolazo cool" (como dice una colega)

¿Las brillantes cacerolas y budineras de acero inoxidable batidas por chillonas señoras paquetas o bonitos jóvenes de piel clara son más calificadas que las cacerolas que golpeó todo el pueblo en diciembre de 2001 para echar a De la Rúa y sus secuaces...? ¿Los cortes de ruta de los sectores más altos -incluídos robustos, saludables y sonrientes muchachos con sombreros y botas tejanas como salidos de una serie yanqui- son más calificados y válidos que los piquetes de los pobres y morochos...?

Realmente estos días sirvieron -entre otras cosas muy significativas- para darnos cuenta del patetismo e intolerancia fascista que aún existe en los argentinos. En todos nosotros, aunque en algunos sectores se hizo más visible que en otros, claro.


Por eso, como sostenía al principio de este post, tal vez ahora sea el tiempo de la reflexión y una profunda autocrítica. Si es que queremos seguir existiendo como individuos, como comunidad, sociedad, país y Nación. Tal vez ahora es el momento de volver a cuidar esta democracia que tenemos y tanto dolor nos costó recuperar. Que seguramente es imperfecta claro, pero que es el mejor de los sistemas conocidos, sin ninguna duda.

Y estar en estado de alerta constante y reflexionar profundamente si acaso algunos, tal vez desde otra Nación mucho más poderosa que la nuestra, no están tratando de comprar conciencias, apostando y trabajando finamente en la desunión de los argentinos, con el fin de poder dominarnos más fácilmente otra vez.

Por eso, desde mi humilde lugar, apelo a la unión de todo el pueblo argentino: blancos, pobres, morochos, ricos, rubios, de zona sur, de zona norte, peronistas, radicales y de cualquier otro signo político, de boca y de river, de derecha y de izquierda. No les hagamos el juego a quienes quieren desunirnos para dominarnos. Después puede ser demasiado tarde para lágrimas y arrepentimientos.


Un abrazo,

martes, 1 de abril de 2008

Es para las 4 x 4 que lo miran por TV...

Más de 150.000 personas de muchísimos partidos políticos, gente independiente, de ningún partido ni gremio, familias enteras, artistas, intelectuales, gente de la cultura, distintos organismos sociales y de derechos humanos y en definitiva desde todos los sectores, se llegan hasta la histórica Plaza de Mayo, no solo para apoyar a Cristina y al PJ, sino para apoyar primero que nada a las instituciones democráticas que tanta sangre nos costó a los argentinos recuperar hasta 1983 y en segundo lugar un modelo de inclusión social que se presenta como el más democrático y justo hasta la fecha, que intenta equilibrar un poco al menos la balanza...

Sirva como muestra para que los millonarios del campo con la típica prepotencia del patrón no subestimen tanto a la gente, ellos estarán acostumbrados a lidiar con gente ignorante y sumisa pero no todos somos así. La gente ya no es tan idiota y manipulable desde los medios como solía serlo, la gente está empezando a pensar por sí misma y ver la realidad con sus propios ojos, más allá de la batalla mediática que en los últimos 20 días hizo todo lo posible para desalentar cualquier movilización popular auténtica y parcializando la información con una clara toma de posición antipopular, poniéndose a pie juntillas desde el vamos con el reclamo patronal e invitando a los cacerolazos no de la gente común, de todo el pueblo argentino, como aquel glorioso 20 de diciembre, sino solo de los barrios más ricos y exclusivos...

Espero que los golpistas de turno depongan su actitud y quienes los apoyaron tal vez por ignorancia, se den cuenta que lo que está en juego acá es nada más ni nada menos que la calidad institucional y la salud del sistema democrático.

Un abrazo,

Klau

Claudio Fimiani
15-6534-1200/4581-9544

fimiani_claudio@yahoo.com.ar
claudio_fimiani@hotmail.com
http://claudiofimiani.googlepages.com