Google+ Followers

Google+ Followers

sábado, 1 de diciembre de 2007

¡Mamá, estamos todos locos!

Requiem para Kevin DuBrow
29 de octubre de 1955-25 de noviembre de 2007




A los Quiet Riot los vi en el Luna Park cuando vinieron en 1985. Y si bien no vinieron con Rudy Sarzo, porque justo por un problema no pudo viajar, el reemplazante -ahora no recuerdo su nombre- era un excelente bajista también y si bien era menos "show man" que Sarzo y menos "cirquero" que él, musicalmente no tenía mucho que envidiarle y casi no se notó la diferencia.

Yo rockeé totalmente copado, y casi en medio del show, todos los de la platea baja nos colamos al "campo" (que en realidad no era campo sino piso) saltando las vallas hasta el pie del escenario. Una locura, una verdadera fiesta, más allá del descontrol reinante, las corridas ¡y las columnas de luces que se caían a mi alrededor...! ¡En ese momento estaba tan "loco" y sacado con el pogo, que casi ni cuenta me di de todo eso...! Por supuesto la prensa amarillista luego se hizo un festín con todos esos detalles que no lograron empañar lo que fue una verdadera fiesta-comunión del rock and roll en particular y de la música en general.

Algo que me llamó mucho más la atención, positivamente, fue el público: era de todas las clases sociales, totalmente mezclado! Jamás había visto antes algo así! Gente de todos los estilos que te puedas imaginar, todos compartiendo juntos un momento casi mágico de diversión y éxtasis total: rockeros pelilargos con camperas de cuero, "chetitas" rubias infartantes rockeando transpiradas, familias enteras, "punkies", "hippones", tipos grandes, tipos de traje que recién salían de la oficina, pibes... toda clase de gente, de todos los colores y niveles socio-económicos, todos pogueando entre todos y disfrutando, casi todos los chabones "en cueros" y remera en mano, agitándola cual bandera, toda una novedad por aquellos tiempos... Y este fenómenos de verdadera heterogeneidad y diversidad cultural era realmente novedoso en un show de Rock y por esas épocas de nuevos aires de libertad en nuestro país. En ese momento se me ocurrió pensar y recordar que esto se veía más en USA o Europa que en nuestro país, donde el público es -y en esa época de floreciente Democracia, diez veces más que hoy- mucho más sectario en general y las "tribus" no gustan de mezclarse demasiado.

Demás está decir que sonaron muy bien y que Carlos Cavazo -si bien no tiene nada que hacer comparándolo con el anterior violero de la banda, Randy Rhoads- no deja de ser un buen guitarrista y particularmente esa noche tocó muy bien (O al menos las cervezas que tenía en sangre me indicaron eso... Pero no, creo que no fueron solo las cervezas, creo que objetivamente tocó muy bien).



Por otro lado, ésta es una banda que respeto mucho y tengo en alta estima, porque en sus primeros años tuvo al glorioso tándem "Randy Rhoads-Rudy Sarzo" en sus filas y con eso no hay más nada que hablar. Se podrán decir muchas cosas de DuBrow y su polémica personalidad, pero tener ese tándem mágico de "Randy-Rudy", incluso mucho antes que lo tenga el gran Ozzy en su primera formación como solista después de irse de Black Sabbath, demuestra que el tipo la tenía re clara. Más allá de que a mí en la Secundaria -entre otros apodos- me llamaban, como a DuBrow, "el bocón" (no confundir con "buchón", porque eso NO soy) por no callarse nada de lo que pensaba.


Les recomiendo que busquen y se bajen los primeros discos de QR con Randy Rhoads en la viola. Creo que junto con Metal Health, Condition Critical y QRIII son discos de ésta banda que hay que tener.

Lamentable pérdida la del "bocón" Kevin, che.

*  *  *

El violero Martín Knye recuerda este show en una entrevista para www.v8-web.com.ar refrescando algunos detalles que yo no recordaba:

"Otro recital para los anales de la historia fue Quiet Riot en el Luna Park en 1984, ¡sin palabras! Posiblemente el recital más descontrolado al que haya ido. Los disturbios que hubieron en ese show bien podrían compararse a los quilombos que se armaban en los primeros recitales de rock de la historia, como esos que se ven en los documentales de los Rolling Stones o los Who o The Doors. Es más, al igual que en esos conciertos, éste tampoco terminó. Hay dos cosas que recuerdo por sobre las demás, ¡lo cual ya es mucho decir!: una es cuando la gente que estaba colgada del escenario del lado del bajista (que no era Rudy Sarzo), derribó una columna de luces de 5 metros de alto y 2 hileras de spots enormes sobre la platea baja. Esto provocó una serie interminable de avalanchas, varios heridos y que prendieran las luces del estadio. Yo estaba en la platea baja también, adelante de todo, pero del lado del guitarrista (Carlos Cavazo). Y la otra cosa que recuerdo (justamente porque estaba muy adelante, también trepado a la valla de contención), es la cara del violero y de Kevin DuBrow (el cantante), ¡la cara de esos tipos...! El cagazo que tenían cuando empezó a pasar todo esto y el caos que se desató inmediatamente después. De hecho, terminaron de tocar el tema que estaban tocando y se retiraron del escenario... ¡jamás volvieron!..."



Por último, un videíto homenaje desde You Tube:





Un abrazo,
Klau Fimiani
fimiani_claudio@yahoo.com.ar
claudio_fimiani@hotmail.com